#El símbolo da que pensar

el

 

Esta categoría, que es en sí misma un aforismo, pertenece al epílogo de La simbólica del mal, de Paul Ricoeur[1]. He querido usarlo como categoría, debido a la indicación hermenéutica que contiene: que el “da” de este aforismo señala la «donación» de un ámbito de sentido que los símbolos nos otorgan cuando la comprensión no alcanza a suscitar claridad y distinción a través del pensamiento conceptual. Nos indica, entonces, un tipo de comprensión que no se asimila intelectualmente.

En el uso cotidiano, se suele referir al símbolo como aquello que quiere decir algo más de lo que es o representa: un durazno es un culito, la cruz un dios e incluso los memes son mucho más que lo que dicen… Pero técnicamente, estos recursos que dicen más de lo que su sentido y realidad primera implica son denominados «tropos», que igual pueden ser metáforas, analogías, alegorías, símbolos… Aquí no es mi intención clarificar de qué va cada tropo, sino delimitar el terreno de la discusión.

Ahora bien, estos tropos son utilizados cotidianamente por nosotros para explicarnos. Desde un momazo y hasta un mensajito romántico, echamos mano de estas formas del lenguaje para entretenernos y expresarnos pero, curiosamente, si alguien nos pide ponernos serios y solicita la explicación de, por ejemplo, el sentido de la vida, es muy probable que nuestra mente acudan las caras de filósofos y científicos antes que la trama de un mito o las figuraciones graficas de las pinturas de William Blake; pero, como decía en un principio, la labor del símbolo, contrario a lo que cotidianamente se asume, es decir el ser y, más aún, decirnos en el ser, así, instalados en su misterio. Cuando la ciencia no atina a indicarnos de donde venimos ni a dónde vamos, el símbolo no tiene reparo en asumir este fracaso y replantearlo en sentido, quizá en una historia ocurrida más allá del tiempo, quizá en remotas ciudades más allá del espacio… Cuando la experiencia se abisma y el lenguaje explícito se agota, el símbolo da qué pensar.

Así pues, esta categoría abarcará contenidos enfocados a divulgar trabajos, posturas y reflexione sobre la hermenéutica de los símbolos, así como a exponer materiales gráficos y literarios de contextura simbólica a través de tres sub tags adicionales:

Catálogo de creaturas míticas y sus narraciones

Catálogo de demonios como creaturas fantásticas y como simbólica de las pasiones.

Catálogo de narraciones y representaciones gráficas de mistos fundacionales

 

[1] Cfr. Ricoeur P., Finitud y culpabilidad, Taurus, Madrid, 2011, pp. 481-490.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *